En vivo en El Rayo 95.9

“El kirchnerismo fundió a los fruticultores y ahora dice que tiene las soluciones”

El diputado nacional Sergio Wisky recordó que “durante 12 años ellos no recibían a los fruticultores y los atemorizaban para que no protestaran”. “Las soluciones vienen cuando se trabaja en serio, y no haciendo shows para la tribuna”, dijo.

Compartir en Whatsapp

El diputado nacional Sergio Wisky recordó hoy que “el kirchnerismo fundió a los fruticultores” y sostuvo que “a pesar de lo mal que hicieron las cosas, ahora dicen tener soluciones para el sector”.

Wisky señaló que “la supuesta década ganada significó para la fruticultura el cierre de mercados, atraso cambiario, asfixia impositiva y pérdida de competitividad”. “Mientras los chacareros se estaban fundiendo, nadie los recibía, ni siquiera los ministros de Agricultura que antes de mudarse a Buenos Aires eran vecinos de ellos, pero ahora vienen a reclamar que los reciban”, indicó.

El legislador indicó también que “si estas protestas no se daban durante el kirchnerismo es porque había un clima de temor generalizado, un gobierno que amenazaba con carpetazos o con mandarle la AFIP a cualquiera que dijera algo incómodo” y recordó “cuando Cristina visitó Roca y se armó un enorme operativo para evitar protestas”.

“Reconocemos que hay un problema y estamos trabajando para solucionarlo, dialogando permanentemente con los productores, con medidas macroeconómicas y con otras de apoyo directo, con la voluntad de abordar el tema de una manera integral”, afirmó Wisky, considerando que “las soluciones vienen cuando se trabaja en serio, y no haciendo shows para la tribuna o proponiendo cosas que no sirven”.

“Ahora dicen que tienen proyectos. ¿Por qué no los presentaron cuando eran gobierno?”, dijo el diputado, al tiempo que calificó algunas de esas iniciativas como “inútiles, en el caso del Instituto de la Pera y la Manzana, ya que otros institutos no demostraron tener utilidad”.

El legislador rionegrino consideró que “este doble discurso del kirchnerismo no es nada nuevo. Tampoco dijeron nada sobre todas las acusaciones de corrupción, ni hablaron de pobreza ni de inflación durante su mandato, ni de las 3100 viviendas que dejaron incompletas en la provincia, ni de las demoras en las obras de las rutas 22 y 23”. “Ahora se proponen como bomberos para apagar el fuego que ellos mismos encendieron”, concluyó.