“El gobierno rionegrino ya hizo el ajuste y va a ser difícil que vuelva atrás”

En esta época de post verdad parece que ‘salir a decir lo que uno es’ es más importante que ‘ser’, incluso distinto. Difícil de sostener esto que intenta imponer el gobernador…. porque la verdad se plasma en los hechos y los hechos nos dicen que este gobierno tira por la borda el diálogo y hace

Compartir en Whatsapp

Juan Carlos Scalesi titular de UPCN

En esta época de post verdad parece que ‘salir a decir lo que uno es’ es más importante que ‘ser’, incluso distinto. Difícil de sostener esto que intenta imponer el gobernador…. porque la verdad se plasma en los hechos y los hechos nos dicen que este gobierno tira por la borda el diálogo y hace una puesta en escena lamentable. El diálogo, cuando es fecundo, aporta y acerca soluciones. Un gobierno con vocación democrática lo promueve y este gobierno hace rato desechó el plano de diálogo con los trabajadores; así como el respeto a las mayorías y a la Constitución.

No es menor esto del ‘diálogo’, porque las consecuencias de su total ausencia la sufrimos los trabajadores rionegrinos. Pasan los días y los meses y los salarios se siguen disolviendo merced a una decisión unilateral que trae propuestas ya cerradas a las mesas de discusión y no contesta a nuestras demandas ni siquiera en parte (de los trece puntos presentados en el último petitorio de la UPCN, el gobierno solo cumplió con UNO que es obligación: el pago del concepto de indumentaria). Mientras tanto… se superó el 16% de inflación semestral y los trabajadores de la Administración Pública percibimos un 7%. A esto se le suma el incumplimiento de lo pautado en las actas de 2016 y 2017 y la tremenda trepada del dólar que no es otra cosa que la devaluación del peso. O sea, recibimos menos de la mitad de lo que marca la inflación y además, el peso que cobramos vale cada vez menos a la hora de pagar la comida, los impuestos, los medicamentos, la vivienda, la vestimenta, etc. De tanto repetirlo parece cansino, pero es la verdad. Los trabajadores de la Administración Pública nos vemos en una situación complicada, con dificultades para afrontar los gastos de la vida cotidiana y endeudados para sostener a nuestras familias. Eso no lo escucha el gobernador dialoguista.

El gobernador dice que no hay ajuste en esta provincia, nosotros decimos que el gobierno provincial ya lo hizo y lo esconde con discursos engañosos. ‘Esta es la verdad -dijo el secretario general de la UPCN, Juan Carlos Scalesi-, el gobierno rionegrino ya hizo el ajuste y va a ser difícil que vuelva atrás, porque para hacerlo debería reconocerse en emergencia, por los salarios y por todo el sostenimiento de los servicios del Estado provincial, cada vez con más problemas (edilicios; de servicio a la ciudadanía; de seguridad e higiene en las oficinas; etc.).

Nos preguntamos si el gobernador tiene intenciones reales de dialogar. Si estará en la reunión del próximo viernes escuchando nuestras demandas actuales y urgentes. Según la ‘puesta en agenda’ del propio gobierno y el gremialista compinche, el aumento de las asignaciones familiares será el tema estrella del viernes, pero esa es una petición vieja que debería haberla cumplido hace rato este gobierno. Ahora, tiene que considerar los índices inflacionarios y la tremenda licuación del salario. Ahora debería aportar soluciones para todas las familias de estatales sumidas en terribles problemas económicos, a consecuencia de no ser escuchados como lo merecemos, en virtud de ser buenos trabajadores.