El Diputado Doñate presentará un proyecto para transformar en Ley el programa Precios Cuidados

El Diputado Nacional, Martín Doñate, a raíz de un comunicado de prensa que se detalla adelante, aseguró que el Plan Nacional de Precios Cuidados debe ser Ley porque permitió frenar la especulación en algunos precios de mercaderías, asimismo sostuvo que eliminarlo sería “pegarle un tiro en la frente a los derechos y protección de los

Compartir en Whatsapp

El Diputado Nacional, Martín Doñate, a raíz de un comunicado de prensa que se detalla adelante, aseguró que el Plan Nacional de Precios Cuidados debe ser Ley porque permitió frenar la especulación en algunos precios de mercaderías, asimismo sostuvo que eliminarlo sería “pegarle un tiro en la frente a los derechos y protección de los consumidores”.

precios ciudados

En consecuencia el Diputado manifestó que “con la iniciativa propongo que se transforme en Ley Federal el Plan Nacional de Precios Cuidados, con el objetivo de sostener en el tiempo la existencia de un amplio listado a precios rebajados, de productos que integren las necesidades básicas nutricionales”.

“Aquellas medidas que se tomaron en el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y que fueron programas de alto impacto en favor de la gente, deben discutirse en el Congreso y transformarse en Ley, para que se conviertan en políticas de Estado. Debemos ponerle diques de contención a este desmantelamiento violento de políticas públicas que está destruyendo con brutalidad el macrismo”.

Cambiemos “está desmantelando el programa, achicando el listado de productos y permitiendo aumentos que distorsionan el objetivo original” del plan de cuidado de precios.

“Macri pretende liberalizar el mercado para favorecer a los monopolios que ofrecen productos de la canasta básica, en otra medida que tiende a la transferencia de recursos a favor de los grupos más concentrados de la economía argentina. Esa misma idea se refleja en la devaluación del peso de más del 40 por ciento, la eliminación de retenciones a las exportaciones, y el recorte en los subsidios”.

“Hoy los argentinos, fundamentalmente los trabajadores, saben que Precios Cuidados permitió frenar la especulación de algunos integrantes de la cadena de valor de los productos. Por eso ven con preocupación que la devaluación y la inflación provocadas por este Gobierno, sea acompañada por la decisión de licuar y achicar al máximo el Programa de control de precios”, “Desaparecer el Programa Precios Cuidados es pegarle un tiro en la frente a los derechos y protección de los consumidores”.

La eliminación o “pisoteo de este programa por parte de Macri, junto con la inflación violenta y la abierta liberalización de los precios de la mano de la devaluación y la apertura económica, son un cóctel explosivo para los trabajadores y asalariados”.

La iniciativa parlamentaria, que será presentada al Congreso en el inicio del período de sesiones, la autoridad de aplicación del Plan Nacional de Precios Cuidados será la Secretaria de Comercio, que “deberá elaborar un listado que contemple las necesidades básicas nutricionales, que integrará el listado de bienes”.

“Las empresas que integran la cadena de valor deberán, cada 4 meses, presentar un listado de productos que estén dispuestos a ofrecer bajo el programa de Precios Cuidados. El listado propuesto deberá completar como mínimo la canasta básica que establezca el INDEC”, detalla el proyecto.

Según los fundamentos del proyecto, se trata de “una Ley, una política de Estado, que obligue al Gobierno a acordar un mecanismo de control de precios, un freno a la especulación monopólica, se vuelven urgente y es desde nuestra banca del Frente para la Victoria que la vamos a poner en debate”.

La iniciativa plantea que “se debe establecer una política que esté presente en todo el territorio nacional”. Y acusó al gobierno de Mauricio Macri de aplicar un cóctel de políticas que habilitan los abusos de las empresas distribuidoras y las prácticas oligopólicas de algunos comercios que en el interior del país y en zonas alejadas de los grandes centros urbanos, establecen precios muy alejados de lo lógico, en un claro ejercicio de su rol monopólico o dominante en la región en la que está inmersa”.

Finalmente, considera que “debemos entender que el problema de los precios que no se ajustan a criterios de rentabilidad sino de abuso por la posición abusiva en la que se encuentran sus formadores, no sólo generan problemas de liquidez en los consumidores, sino que afectan la dignidad de los consumidores cuando esos bienes son de primera necesidad y, consecuentemente, el empobrecimiento de los asalariados y trabajadores”