“El aumento que recién se va a completar a fin de año, no alcanza ni para llenar un changuito”

ATE rechaza el aumento salarial otorgado por el Gobierno Provincial y considera que el Concejo de la Función Pública convalidó un ajuste en la provincia de Río Negro. Una vez conocido públicamente el incremento otorgado a todos los empleados públicos que dependen del Poder Ejecutivo, el máximo referente de ATE y de la CTA en

Compartir en Whatsapp

ATE rechaza el aumento salarial otorgado por el Gobierno Provincial y considera que el Concejo de la Función Pública convalidó un ajuste en la provincia de Río Negro.

Rodolfo Aguiar

Rodolfo Aguiar

Una vez conocido públicamente el incremento otorgado a todos los empleados públicos que dependen del Poder Ejecutivo, el máximo referente de ATE y de la CTA en Río Negro, Rodolfo Aguiar, expresó: El aumento que recién se va a completar a fin de año, no alcanza ni para llenar un changuito en el supermercado” y continúo al respecto: “Se acaba de convalidar un ajuste en la provincia. El carácter anual del incremento, el hecho que sea en cuotas, en negro y no acumulativo, agrava el deterioro que vienen sufriendo los ingresos de los estatales en los últimos tiempos. Es una absoluta irresponsabilidad, teniendo en consideración el actual escenario inflacionario, haber firmado un aumento de estas características. Debemos evaluar cual es la mejor manera de evitar que sigamos perdiendo poder de compra”, finalizó Aguiar.

La entidad sindical manifestó que resultan absolutamente insuficientes el 35% previsto para algunas categorías y el 30,5% para otras.

ATE vuelve a ratificar la exigencia de un ingreso mínimo de $16.000 y un aumento del 44% para el primer semestre del año y asegura que durante la próxima semana se anunciaran distintas acciones a seguir con respecto a esta demanda.

En primer lugar, desde el gremio, se considera que dicho aumento es insuficiente y ni siquiera alcanza para recuperar el poder adquisitivo perdido frente a las última devaluación de la Moneda Nacional y el alza indiscriminada de precios en productos, bienes y servicios.

En segundo término, el carácter anual del aumento perjudica a todos los trabajadores, si se tiene en cuenta el actual proceso inflacionario en ascenso y la incertidumbre reinante en materia económica en todo el país.

En tercer lugar, el hecho que el incremento se plantee en tramos o cuotas genera su propia licuación, ya que al percibir el último pago, en este caso en el mes de junio, las sumas que correspondan estarán absolutamente devaluadas.

Otro de los puntos cuestionados por ATE, es que la recomposición no sea acumulativa y todos los pagos, aunque futuros, se calculen siempre sobre los haberes del último mes de enero.

El sindicato rechaza, por ser contrario a las leyes vigentes y a los últimos pronunciamientos de la justicia, que se vuelvan a abonar montos no remunerativos o en negro, produciendo ésta decisión una estructura salarial aún más precarizada en la Administración Provincial.

Por último, el referido aumento, tal y como esta planteado, discrimina gravemente a los trabajadores estatales, los que perciben sumas y porcentuales diferentes.