Declararon los siete policías y comienza la etapa de alegatos por la desaparición de Solano

Con la declaración indagatoria de los siete hombres imputados finalizó este martes en Roca la etapa de producción de prueba en el juicio oral y público por la privación ilegítima de la libertad y homicidio de los que habría resultado víctima el joven Daniel Solano en Choele Choel.

Compartir en Whatsapp

Los efectivos policiales que están siendo sometidos a juicio bajo diferentes imputaciones ejercieron su defensa material respondiendo únicamente a las presuntas de sus abogados defensores y brindando cada uno su versión sobre lo ocurrido la madrugada del 4 de noviembre de 2011, cuando Solano fue visto por última vez en la vereda de un local bailable de la localidad. En similares términos, todos los efectivos acusados negaron cualquier grado de participación en los delitos que se les imputan.

Finalizada la instancia de las indagatorias, el proceso debe continuar con la incorporación “por lectura” de la prueba obrante en el expediente y que oportunamente fue ofrecida por las partes y con la exposición de los alegatos finales de cada una. Con la culminación del último de los alegatos se cerrará el debate y comenzará a correr el plazo de 8 días hábiles que tiene el Tribunal para dictar su sentencia.

Fechas y horarios

El Tribunal, presidido por la jueza María Evelina García Balduini e integrado por sus pares Gastón Martín y Oscar Gatti, comunicó hoy que los alegatos comenzarán el martes 3 de julio a las 9 horas, iniciando con la exposición del abogado por la parte querellante, Leandro Aparicio. A continuación y en la misma jornada expondrá su alegato la Fiscal de la causa, Teresa Giuffrida. El Tribunal asignó a cada uno un tiempo estimado de dos horas para alegar, extensible excepcionalmente por otros 30 minutos cada uno, con lo que se anticipa una audiencia de entre 5 y 6 horas de duración.

Los alegatos continuarán el miércoles 4 de julio a las 13 horas, con la exposición de los defensores particulares Ricardo Thompson y Pablo Iribarren, a quienes se asignó el mismo límite temporal. Y finalmente los alegatos restantes, a cargo del abogado particular Pablo Barrionuevo y el Defensor Oficial Gustavo Viecens, fueron programados para el jueves 5 de julio a las 9 horas.

Disposiciones para el público

Para las tres jornadas de alegatos se utilizará el salón Auditorio de la Ciudad Judicial de Roca, bajo las pautas de seguridad y organización que vienen aplicándose desde el inicio del debate.

Eso incluye, según expresamente recalcó hoy la presidencia del Tribunal, la prohibición para todo el público de efectuar manifestaciones o exponer consignas o símbolos de cualquier tipo que puedan perturbar el normal desarrollo de la audiencia o generar situaciones de conflicto.

Por otra parte, al igual que en el desarrollo del juicio, el uso de teléfonos celulares y equipos de fotografía y/o grabación sólo estará permitido a los trabajadores de medios de comunicación que puedan acreditar tal condición pero no al público en general.

Cabe señalar que esas disposiciones derivan de las facultades disciplinarias que la ley asigna a la Presidencia del Tribunal durante el juicio, que incluyen la posibilidad de ordenar el desalojo de la sala y de aplicar sanciones de distinta gravedad.

El Artículo 345 del Código Procesal Penal que rige el caso (Ley N° 2107) establece que “las personas que asistan a la audiencia deberán permanecer respetuosamente y en silencio; no podrán llevar armas u otras cosas aptas para molestar u ofender, ni adoptar una conducta intimidatoria, provocativa o contraria al orden y decoro debidos, ni producir disturbios o manifestar de cualquier modo opiniones o sentimientos”.

Por último, se informó que las audiencias comenzarán puntualmente en los horarios indicados, por lo que se solicita a los interesados acudir con la debida antelación.