Comenzó el nuevo juicio por el intento de robo y asesinato del empresario Dato

La Sala A de la Cámara en lo Criminal de Viedma, dio inicio este lunes a un nuevo debate oral y público en la causa judicial que tiene como imputados a Jorge Luis Estevanacio, Nicolás Rubén Quintero, Fernando Javier Busto y Angel David León Belmar por el hecho ocurrido el 6 de mayo de 2013

Compartir en Whatsapp

La Sala A de la Cámara en lo Criminal de Viedma, dio inicio este lunes a un nuevo debate oral y público en la causa judicial que tiene como imputados a Jorge Luis Estevanacio, Nicolás Rubén Quintero, Fernando Javier Busto y Angel David León Belmar por el hecho ocurrido el 6 de mayo de 2013 con la tentativa de robo agravado por el uso de armas de fuego, al propietario de una heladería en la Capital provincial. La audiencia se reanuda este martes a partir de las 13.00 horas.

El Tribunal de juicio está integrado por los Jueces Subrogantes Ariel Gallinger, María Luján Ignazi y Rolando Gaitán. Integran las partes, el Fiscal de Cámara Dr. Fabricio Brogna López y los Defensores de los imputados son Manuel Maza, que representa a Estevanacio y Busto, Pedro Vega que patrocina a Quintero y Damián Torres que ejerce la defensa de León Belmar.

En la primera jornada el Tribunal escuchó la declaración de Busto, quién se desvinculó del hecho y negó conocer a los otros imputados que se abstuvcieron de declarar ante los jueces.

Posteriormente se escucharon cuatro testimonios de los seis previstos, ya que se desistieron de dos testigos, y entre ellos la Cámara escuchó el relato del padre Damian Héctor Salvo y de su viuda, asi como el testimonio de dos enfermeros del Hospital Artémides Zatti que brindaron asistencia a Salvo el día del hecho.

En esta nueva instancia, la Cámara ha convocado a tres testigos más para la segunda audiencia, más los testimonios que serán incorporados por lectura, entre ellos el de la propia víctima del asalto Sergio Dato. Asimismo, el Tribunal dispuso que el día miércoles a las 13.00 horas sea el turno de los alegatos de las partes.

Según la investigación judicial, se tiene por acreditado que: “Jorge Luis Estevanacio, Nicolás Rubén Quintero, Fernando Javier Busto, Damián Héctor Salvo y Ángel David León Belmar, fueron quienes en Viedma, el 6 de mayo de 2013, a las 2,30hs. aproximadamente, habrían intentado apoderarse de bienes ajenos de propiedad de Sergio Ceferino Dato, sitio al que habrían arribado en el vehículo Ford Falcon presuntamente conducido por Estevanacio.

Con carácter previo a ello, Quintero y Salvo habrían coordinado la acción, convocando a los restantes, a fin de proceder al robo con armas a Dato, situación en la que todos habrían estado de acuerdo en participar. El aporte de Estevanacio habría consistido en proveer el vehículo y trasladar hacia ese lugar, y esperar a los restantes, para luego sacarlos de la zona. A su vez, Quintero, Busto, Salvo y León Belmar serían los encargados del acometimiento directo.

En la instancia, y en momentos en que Dato arribaba al lugar, hacia donde venían siguiéndolo en el Ford Falcon, portando armas de fuego -sin la debida autorización legal, y aptas para su funcionamiento, siendo una de ellas una carabina marca calibre 22 y otra una pistola 9mm, al menos dos de los pasajeros del Falcon –entre ellos Salvo- habrían intentado abordar a Dato en la vereda de la dirección antes citada, cuando estacionaba su camioneta, ocasión en la que éste practicó una maniobra evasiva y en momentos en que se daba a la fuga, y con la intención de quitarle la vida a Dato habrían disparado contra el vehículo que conducía en siete oportunidades, ocasión en la cual uno de los proyectiles disparados impacta en Damián Héctor Salvo quien sufre una herida de bala con orificio de entrada a nivel occipital con pérdida de masa encefálica a nivel occipital certificado, que generaron más tarde su deceso.

En la secuencia posterior, y en ocasión en que Jorge Luis Estevanacio junto a al menos dos personas más entre los antes nombrados, habrían trasladado a Damián Salvo al Hospital Zatti de Viedma, ocasión en la cual ingresaron a la fuerza dañando la puerta de entrada del Sector de Guardia del nosocomio, y habrían amenazado mediante el uso de al menos un arma de fuego a un enfermero quien fue obligado a actuar bajo esa coacción y que con la ayuda de un colega bajar del Ford Falcon a Damian Héctor Salvo y trasladarlo y le obligaron a que le presten inmediata asistencia médica para luego darse a la fuga”.

Los cuatro imputados, todos detenidos, llegan al juicio procesados con prisión preventiva por los delitos de “homicidio en ocasión de robo en concurso ideal con homicidio en grado de tentativa, robo en grado de tentativa doblemente calificado por acometimiento con el uso de arma de fuego, por haber sido cometido en lugar poblado y en banda, en concurso real con la co-portación de un arma de fuego de uso civil y de guerra; coacción agravada por el uso de arma y daño en concurso real”.