Cayó la coparticipación en Mayo y se desaceleró la transferencia automática

Las transferencias automáticas del Gobierno Nacional a la Provincia se desaceleraron notablemente el pasado mes de mayo, provocado por las modificaciones en el Impuesto a las Ganancias. En este marco, la recaudación provincial continúa esta tendencia, decreciendo en forma abrupta, dado que en la comparación interanual (un mismo período de 2016 respecto a 2015) de

Compartir en Whatsapp

Las transferencias automáticas del Gobierno Nacional a la Provincia se desaceleraron notablemente el pasado mes de mayo, provocado por las modificaciones en el Impuesto a las Ganancias. En este marco, la recaudación provincial continúa esta tendencia, decreciendo en forma abrupta, dado que en la comparación interanual (un mismo período de 2016 respecto a 2015) de marzo fue de 34,4%, la de abril de 21,1% y la de mayo fue de apenas 14,4%.

ministerio de economiamini

El cierre del mes de mayo de 2016 de los Recursos Nacionales -Coparticipación Federal de Impuestos, Ley Nº 23.548- a Río Negro reflejaron un incremento del 14,4% respecto a 2015, muy por debajo de lo presupuestado por Nación, que estimaba alcanzar un 25,4%. De esta manera, ingresaron a las arcas provinciales -sin descontar las retenciones- unos $1.050.292.500, cuando lo presupuestado por el Gobierno Nacional era transferir a la Provincia más de $1.151.000.000; es decir que Río Negro recibió $101.400.000 menos de lo presupuestado por el Gobierno Central.

Los cambios en el Impuesto a las Ganancias, están teniendo un altísimo costo fiscal y el conjunto de las provincias están financiando la mayor parte de la medida: estas modificaciones acarrean menor recaudación y por ende disminución de los fondos coparticipables.

Cabe señalar que la Coparticipación Federal se conforma de dos impuestos centrales: el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto a las Ganancias, que conforman el 80% de los ingresos. En la medida que el IVA -que grava el consumo- no crece o aumenta menos que la inflación, como ocurre actualmente, sumado a la baja de Ganancias, respaldan el crecimiento apenas por encima del 14% en este sentido.

En mayo, el Impuesto a las Ganancias bajó un 7,5% en la comparativa interanual, en el marco de una inflación estimada en el 34%.

Desde el Ministerio de Economía de Río Negro, explicaron que la recaudación propia de la Provincia está en crecimiento y se mantiene comportándose en parámetros estables, pero representan el 30% de los ingresos rionegrinos. El otro 70% de los ingresos tienen un origen nacional, lo que genera una ecuación desequilibrada.

“Así como la inflación corroe los ingresos, también impacta en los gastos y servicios que presta el Estado; sumado a los desmedidos incrementos tarifarios en los servicios”.

Cabe señalar que el presupuesto rionegrino se confeccionó en octubre pasado bajo otras pautas, con una inflación esperada del 15% anual, sin tener en cuenta el aumento de tarifas de esta magnitud. De esta manera, la Provincia debe dar respuesta a una situación inesperada. Las pautas de incrementos de precios y de transferencias de recursos nacionales son fijadas por el Gobierno Nacional y la Provincia debe respetar lo que Nación fijó, por eso Río Negro y el resto de las provincias utilizaron el índice fijado del 15%.