Aumentaron los combustibles y la CTA dice que es un amento inescrupulosos, que golpea a los asalariados

Una vez conocida públicamente la decisión de aumentar los combustibles casi en un 5% de su valor, la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) reaccionó rápidamente, considerando que los mismos son inescrupulosos y golpean a los asalariados. La Central Sindical no descarta llevar adelante durante los próximos días acciones de protesta en las expendedoras

Compartir en Whatsapp

Una vez conocida públicamente la decisión de aumentar los combustibles casi en un 5% de su valor, la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) reaccionó rápidamente, considerando que los mismos son inescrupulosos y golpean a los asalariados.

La Central Sindical no descarta llevar adelante durante los próximos días acciones de protesta en las expendedoras de todas las empresas en la región, para manifestar su rechazo a la política de precios desplegada por el Gobierno y los grupos económicos privados. Ya que los principales afectados serán los trabajadores y los sectores sociales de menos recursos. Sin duda, este incremento se trasladará al precio de otros bienes, servicios y productos, encareciendo aún más el alto costo de vida en la zona.

En las primeras horas del día, la CTA realizó un relevamiento que le permitió constatar los aumentos en las estaciones de servicio de todas las marcas.

Por último, la Central criticó la oportunidad de los aumentos, señalando que los mismos se decidieron de manera artera como una burla a la sociedad, a minutos de haber finalizado los comicios presidenciales.

“Estos nuevos incrementos ponen de manifiesto las políticas especulativas que despliegan el Gobierno y los grupos económicos concentrados en nuestro país. El aumento en todas las naftas es inescrupuloso, especulativo y artero, porque se hizo a minutos que finalizaran las elecciones presidenciales”, remarcó Rodolfo Aguiar, Secretario General de la CTA Río Negro y anticipó que no se descartan acciones en las expendedoras de la región para los próximos días. “Es una burla a la sociedad y se está golpeado con dureza a los trabajadores”, concluyó Aguiar.