ATE denunció presunta maniobra de UPCN que postergó la elección de los representantes en el Consejo Local de Salud

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) cuestiona y denuncia una maniobra lanzada por UPCN y amparada por la dirección del Hospital “Francisco López Lima”, mediante la cual se postergó, una vez más, la elección de los representantes de los trabajadores en el Consejo Local de Salud. ATE asegura que tiene un papel decisorio en la

Compartir en Whatsapp

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) cuestiona y denuncia una maniobra lanzada por UPCN y amparada por la dirección del Hospital “Francisco López Lima”, mediante la cual se postergó, una vez más, la elección de los representantes de los trabajadores en el Consejo Local de Salud.

ateeee hospital

ATE asegura que tiene un papel decisorio en la definición e implementación de las políticas de salud locales y debe contar con la representación de los distintos actores de la comunidad hospitalaria: el Director/a del Nosocomio; un representante del Consejo Asesor Técnico Administrativo; representantes comunitarios, a través de un emisario del Poder Ejecutivo local y otro del Concejo Deliberante; un consejero local de salud representando a los vecinos y otro representante de los trabajadores.

Tras reiteradas demandas de los hospitalarios y de la entidad sindical, se logró que, tras casi un año sin representante, se convoque a comicios del sector de los trabajadores para el 6 de julio pasado. Para estas elecciones se presentaron dos listas: una con UPCN, integrada por Valeria Jerez y Gabriel Argat; y la restante estaba conformada por Néstor Peart y Sebastián Carbonetti afiliados a ATE.

Pese a que se cumplieron todos los pasos previstos y que la lista de Peart y Carbonetti fue aprobada, el día previo a las elecciones la dupla Jerez-Argat presentó ante la Dirección del Nosocomio -que hace las veces de presidente de la Junta Electoral- totalmente fuera de término, una impugnación a todo el proceso eleccionario, argumentando que los plazos establecidos en la ley no habrían sido respetados.

Ate asegura que fue dicha lista la que no cumplió en término con la formalidad de la presentación de lista; y que la misma impugnación adolece de no respetar los plazos legales.

“Esto no pasaría de ser un simple acto de ignorancia. Sin embargo, la maniobra de dilación se concretó cuando, en lugar de rechazar la presentación por extemporánea, la Dirección del Hospital a cargo de Delia Duarte resolvió enviar la documentación a Viedma para que el Ministerio se expida al respecto. Con lo que el proceso quedó totalmente paralizado sin fecha prevista de resolución” expresó el gremio.

“Está claro que la lista que representa los intereses del Gobierno y de UPCN sólo se presenta para entorpecer el proceso y, como saben que no cuentan con el respaldo del conjunto de los trabajadores ahora impugnan las elecciones para que todo quede en la nada”, cuestionó Zulma Davila, Secretaria Adjunta de ATE Alto Valle Este.

Además, dijo que: “Lo de UPCN no nos sorprende. Es una ‘pyme’ que le da trabajo a familiares y amigos, y nada se preocupa por los trabajadores. Pero, nos preocupa la responsabilidad que le cabe a quien ocupa la Dirección de Hospital. Quien podría haber puesto punto final a la discusión y permitir que las elecciones se desarrollen normalmente. Hay un reglamento Electoral y sólo es cuestión de cumplirlo”.

A partir de esta situación, a priori, desde el sindicato se demandará a la Dirección del Hospital y, al Consejo Local de Salud en su conjunto, que se conforme una nueva Junta Electoral con participación democrática, que sea plural y transparente, de manera de dejar de lado todo tipo de arbitrariedades.