ATE bloqueó el igreso a pozos de petróleo y gas en Allen

ATE inició el bloqueo de varios pozos de petróleo y gas en el Alto Valle (Allen) de la provincia para rechazar el aumento del 21% en cuotas propuesto por el Gobierno que encabeza Alberto Weretilneck y demandar una recomposición salarial real que permita cubrir la inflación de entre 26% y el 30% proyectada para este año y recuperar entre 8 y 10 puntos perdidos durante el 2016.

Compartir en Whatsapp

“Que el Gobernador Weretilneck se anime y le toque el bolsillo a estos capitales extranjeros que saquean todas nuestras riquezas, pero no a los trabajadores del Estado. No se nos puede pedir que aceptemos una baja salarial. El 21% en cuotas ni siquiera cubre la inflación 2017 y todavía nos tienen que decir como vamos a recuperar lo que perdimos en el 2016”, disparó Rodolfo Aguiar, Secretario General de ATE y CTA Autónoma de Río Negro.

“Para encontrar antecedentes del tamaño del ajuste que se intenta aplicar en este momento en la provincia nos tenemos que remontar a la década del noventa”, aseguró el dirigente estatal.

El sindicato propone que si el Poder Ejecutivo continúa manifestando no tener recursos económicos para aumentar dignamente los ingresos de todos los empleados públicos, que sean afectadas las multimillonarias ganancias de las empresas extranjeras que en la actualidad saquean todas las riquezas que son propiedad de los rionegrinos, llevándose los recursos no renovables sin dejarnos nada a cambio, evitando meter la mano de manera escandalosa en el bolsillo de los trabajadores del Estado.

Cabe recordar que se trata de varios pozos de gran producción que se encuentran a una distancia de entre 100 y 500 metros de la Ruta Nacional 22.

El gremio mantiene los mismos niveles de acatamiento a la medida de fuerza que ayer, llegando a una adhesión del 85% promedio en todos los ministerios y áreas estatales provinciales y de un 95% en los organismos nacionales.

El Gobierno de Río Negro plantea de manera directa bajar los salarios de todos los empleados y profundizar el ajuste recortando prestaciones y servicios públicos esenciales que dejan a la mayoría de la comunidad sin ningún tipo de cobertura médica y social, condenando a las franjas sociales más vulnerables y a los habitantes más pobres de la provincia a una absoluta desprotección y desamparo.

Según ATE el paro de 48 horas se hace sentir en toda la administración pública y la mayoría de los hospitales mantienen guardias mínimas al igual que los centros proteccionales que dependen del Ministerio de Desarrollo Social. En las escuelas la medida de fuerza también tiene fuerte impacto a partir de la adhesión de todos los porteros. Otros organismos que dependen del Ministerio de Gobierno o Economía, como Registros Civiles, Centros de Documentación Rápida, Delegaciones de Rentas y Comisiones de Fomento mantendrán atención restringida y solo guardias mínimas hasta la media noche.

Los principales reclamos al Gobierno Provincial:
Rechazo al aumento del 21% en cuotas y demanda de una recomposición salarial anual del 40%.
Eliminación del Consejo de la Función Pública.
Cumplimiento de las actas paritarias rubricadas en la Secretaría de Trabajo y regularización de todos los becados.
Cancelación de la deuda millonaria en conceptos de horas suplememtarias con los porteros de escuela.

Cese del ajuste, achiques y recortes en el Estado.
Derogación del Decreto 58/17.
Restablecimiento de todas las prestaciones hospitalarias y programas de contención y atención social.

Eliminación del impuesto al salario (ganancias).
Fin de la judicialización de la protesta social y desprocesamiento de los dirigentes gremiales.
Derogación ley antiterrorista y protocolo antipiquetes.