APEL entrega a legislativos 22 viviendas, ubicadas donde está el conflicto con los terrenos

Este jueves al mediodía, en la sede de APEL, se firmaron las actas de adjudicación de 22 unidades habitacionales, que se entregarán en Viedma el martes que viene.

Compartir en Whatsapp

Para ello, acudió personal técnico del Instituto del Planificación y Promoción de la Vivienda (IPPV), organismo que estuvo a cargo de la construcción del complejo que, en total, comprende 48 casas.

Del total de las viviendas, 22 corresponderán a trabajadores del Poder Legislativo rionegrino, 22 para la Mutual del Magisterio y 4 quedan en manos del IPPV.

Las tierras donde se ubicó el plan habitacional se encuentran en el predio denominado APEL III, ubicado sobre la ex ruta nacional Nº 3, a escasos metros del barrio Jardín.

El acuerdo establece que los beneficiarios de las casas serán trabajadores del Poder Legislativo rionegrino, quienes deberán reunir todos los requisitos que el organismo provincial habitualmente exige para acceder a sus viviendas.

El lugar donde se ejecutó el conjunto habitacional pertenece al sindicato legislativo, y fue adquirido junto a otra importante superficie de tierra, en la que se llevó a cabo un loteo. La adquisición fue hecha  mediante la utilización del Fondo de Vivienda que creó la Legislatura oportunamente.

Previendo la posibilidad de la aparición de nuevos planes, APEL reservó allí 24 lotes en ese sitio para ponerlos a disposición del IPPV y, de esa manera, facilitar la construcción de unidades habitacionales.

El titular de APEL, Alejandro Gatica, expresó su satisfacción por este plan de viviendas para los trabajadores legislativos.

En ese sentido dijo que “hace años que desde nuestro gremio estamos haciendo una planificación ordenada de nuestros fondos para poder brindarle todo tipo de beneficio a nuestros afiliados”.

“Son muchas las actividades y eventos que desarrollamos día tras día, pero la construcción de viviendas para nuestra gente es una obsesión que tiene esta Comisión Directiva”, admitió el sindicalista.