Absoluto repudio de SITRAJUR por la fecha de cobro dada a conocer por el gobierno donde los judiciales cobrarán el 14 de enero

La comisión directiva del Sindicato de Trabajadores Judiciales de Rio Negro expresa su más absoluto repudio al accionar de las máximas autoridades del Poder Judicial, que avalando una decisión estatal definen pagar los salarios de los trabajadores el 14 de enero, generando una tremenda multiplicidad de inconvenientes que van desde la organización y la posibilidad

Compartir en Whatsapp

La comisión directiva del Sindicato de Trabajadores Judiciales de Rio Negro expresa su más absoluto repudio al accionar de las máximas autoridades del Poder Judicial, que avalando una decisión estatal definen pagar los salarios de los trabajadores el 14 de enero, generando una tremenda multiplicidad de inconvenientes que van desde la organización y la posibilidad de tomarse vacaciones, pagar los impuestos vencidos, o ni siquiera poder afrontar gastos para nuestros hijos en las fiestas de reyes, entre otras cosas, que sumado a la tremenda pérdida del poder adquisitivo que hemos sufrido en el último mes y medio, solo puede interpretarse como una clara provocación y una apuesta al conflicto.

Pablo Barreno

Pablo Barreno

Lamentablemente, nos ha tocado denunciar en innumerables ocasiones, tanto formal (denuncia por practica desleal), como públicamente a este Superior Tribunal de Justicia y la Sra. Procuradora de violar sistemáticamente la constitución nacional, la ley de paritarias y la ley de asociaciones sindicales, cuestión a lo que se le suma el retraso en el pago de los salarios de los trabajadores a mitad de mes, rememorando algunas de las épocas mas tristes de nuestra provincia.

Es por ello, que el marco de la movilización de los trabajadores estatales el pasado 22 de diciembre a la legislatura, se presentó la solicitud para la conformación de una comisión de seguimiento de la Ley de Paritarias 5009, al Presidente de la Legislatura Prof. Pedro Pessatti. Es en ese marco, habiéndose agotado todas las instancias para retomar el diálogo, atento la intransigente negativa para concurrir a las audiencias paritarias, la violación del acuerdo por parte del STJ para discutir salarios y demás condiciones de trabajo, es que el pasado 30 de diciembre se presentó en la sala acusadora de la legislatura de Rio Negro, la solicitud de JUICIO POLITICO para que se analice, se evalué y eventualmente se juzgue el desempeño de cada uno de los jueces del STJ respecto de las violaciones sistemáticas de una ley, que fuera sancionada por esa misma legislatura de manera unánime hace tan solo 14 meses.

De la misma manera, y sumado a que son de público conocimiento, las innumerables las manifestaciones públicas y los cuestionamientos de los ámbitos más variados, que existen a lo largo y ancho de la provincia con el funcionamiento de esta conformación del STJ y la Procuración General. Los trabajadores nos preguntamos:

¿Qué ciudadano accederá a someterse pacíficamente y sin reparos ante este Superior Tribunal de Justicia que demuestra semejante desapego al cumplimiento de la ley?

¿Es que podemos creer en las instituciones cuando sus órganos actúan de forma desleal acudiendo sin rodeos a todo recurso a fin de aparentar que se cumple con una ley y a la vez incumplirla?

La única respuesta que se impone, surge como consecuencia lógica, es el desprestigio, la falta de confianza en las instituciones y la falta de legitimidad que de ello se desprende, es un lugar del que difícilmente se puede volver si se perpetúan las prácticas como las que aquí se denuncian.

Es por ello que exigimos, a las a las autoridades del poder político, la enorme responsabilidad de debatir que tipo de administración de justicia se merece el pueblo Rionegrino y tomar cartas en el asunto antes que sea demasiado tarde, ya que en definitiva fueron ellos los que avalaron la ampliación a un superior tribunal de 5 magistrados y a su vez, seleccionaron a los jueces que lo conforman.

Los trabajadores sabemos que la respuesta está en la movilización de los trabajadores en la calle, es por ello que no retrocederemos ni un milímetro de las conquistas logradas y no descansaremos hasta lograr la redistribución del ingreso, la construcción del convenio colectivo de trabajo y la eliminación absoluta de cada uno de los privilegios de los Jueces del STJ mediante la democratización de la justicia.